Mascotas Stare Vie

PUBLICADO EL 31-03-2017 07:27:06

          
        Para cerrar con "broche de oro" el mes de las mascotas decidimos compartir con ustedes algo sobre las nuestras y un poco de sus historias, esperamos les agrade conocerlas.






 MOSHITA....                  (ILI)

MI EXPERIENCIA CON “MOSHA”


         Si alguien me preguntara cuál ha sido el mejor regalo que te han dado en la vida? Con toda seguridad respondería :  MOSHITA


        Moshita era una caniche miniatura, que recibí un día después de mi cumpleaños en 2003 como regalo de mi esposo.   Llegó a nuestra casa de dos meses, (cabe decir que seguimos de cerca el embarazo de su mamá, la conocimos cuando tenía un mes, momento en el que medimos que no le cortaran la colita).   Desde que la recibí,  me robó el corazón.


         La nombré Mosh por que literalmente parecía un platito de mosh espeso, colochitos color de avena cocida… Y era absolutamente perfecta.


          Comparto con Stare Vie algunas pocas fotos de ella por que igualmente podría hacer una galería interminable, casi quince años juntas no es poco. Moshi creció al lado de mis hijos, era mi sombra, no estábamos separadas nunca, (excepto viajes largos, en los que mis papás se hacían cargo de ella), siempre me acompañó a todas partes.  El tiempo que estuvo con nosotros, nos dio tanto!    En sus días de viejita, llegó a nuestra casa Loulou, otra caniche que venía para acompañarla, por suerte, por que ella es ahora mi compañía.  (comparto la foto de las dos en la galería para que vean el tamaño de ambas).  


              Honestamente no puedo hablar mucho de Moshita, por que murió, en mis brazos ... y aún no me es posible.





DEDICATED FELINE ENTHUSIAST             (ALE)

“Crazy cat lady? I prefer the term: Dedicated Feline Enthusiast.” 

Esto puede resultar de dos formas: Siendo un post larguísimo en donde describo lo que ha significado en mi vida tener dos gatitos o siendo algo de pocas palabras de tanta emoción que siento al querer describirlo. Ya veremos como termina… 

Primero tengo que confesarles que hace un par de años no me hubiera imaginado siendo dueña de dos gatos (lo cual no significa que no me gustaran), al contrario siempre soñaba con tener una  mascota propia.  En mi casa siempre hemos tenido animalitos: perros, una perica, peces, tortugas, un colibrí, hamsters, conejos, pollos, erizo africano, tarantulas y murciélagos. Yo sé, qué intenso. Todos estuvieron por diferentes razones pero con ninguno he tenido la experiencia que estoy teniendo ahora. 

Entonces, ¿cómo llegue a tener dos gatos? Desde hace años moría por tener una mascota propia pero la verdad no tenía el tiempo para tener un perro, ni la paciencia para entrenarlo entonces deje el pensamiento al lado. Pasó el tiempo y un día me desperté sorprendida de estar pensando que la mascota perfecta para mi sería un gatito. Entonces un día se abrió una ventana para decirle a mi familia que quería adoptar uno, empecé a buscar y lo encontré: Un perfecto gatito negro con ojos azules. Llegó el día en el que me lo entregarían y me llaman diciendo que hubo un problema y el gatito ya no estaba disponible. Confieso que llore un poquito, pero como siempre, todo pasa por algo. 

Unos días después Ili me compartió vía Facebook un post en donde estaban dando en adopción una camada de gatitos y llamé. Un par de semanas después, después de la primera desilusión (qué dramática pero es necesario), ya había perdido un poco la esperanza cuando me llamaron y empezaron con el famoso: “Fijese que…” e inmediatamente pensé que ya no estaban los gatitos. Realmente lo que la persona me quería decir era que los gatitos no se querían separar y si estaría dispuesta ha adoptar los dos. Mi respuesta: Obvio, sí!  (ni lo pensé). 

¿Quieren un cliché? Fue amor a primera vista. El momento en el que abrieron la caja y vi a los gatitos fue muerte (en positivo). Casi me arranco el corazón para dárselos. Literal. 


No les contaré mi día a día con Dolce y Gabbana porque jamás terminaría y ya vi que resulto siendo la forma numero uno (el post larguísimo) pero si les pues decir que ha sido la mejor experiencia que he tenido con una mascota. Puede ser el hecho que es la primera vez que tengo una mascota 100% mía o puede que los gatos sean simplemente fabulosos. Es cierto, me caen en la cara a media noche, son dueños de la mayoría de mi cama (closet, escritorio, lavamanos…) y simplemente ya no tengo espacio personal pero ¡me encanta! Puede que no sea para todos tener un gato (dos, o cinco) pero es exactamente lo que buscaba; aun que debo de decir que me han sorprendido (en positivo) porque tantas personas me dijeron que son fríos y para mi ha sido lo contrario, más bien un poco “overly attached”, cariñosos y demasiado chistosos con una actitud insoportable, la cual adoro. 

Ahora entiendo porque tantas redes sociales son locas por los gatos, y  ahora soy así también (tanto en redes sociales como en persona). Mis amigos me molestan porque enloquecí un poquito más pero no importa, porque no hay nada como llegar a mi casa y que me estén esperando en la mesa de mi cocina para saludarme y exigir amor (porque ellos son los que mandan obviamente). 



ARTÍCULOS RELACIONADOS


DEJA TUS COMENTARIOS




Tito Velo

Qué lindo artículo!!! Conocí y amé a Moshita y creo que ella a mi. Y los gatitos de Ale me parecen fabulosos, bellos. Saludos!!!


Iliana

Gracias Tito Velo, es cierto, las mascotas saben cuando les damos amor genuino y lo devuelven del mismo modo con creces.


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS STARE VIE © 2017